Estamos en verano, la época del año en la que el sol tiene más protagonismo que nunca. Hoy, Mª Rosario Echarri, farmacéutica titular en Farmacia Ortopedia Campo Volantin y especialista en dermocosmética, nos habla de los efectos sobre nuestra piel.

La exposición cutánea al sol no solo genera efectos beneficiosos sobre la piel, es que es necesaria para el correcto funcionamiento del organismo ya que es la principal vía de absorción de la vitamina D, indispensable para la formación y mantenimiento de huesos y músculos. Pero siempre hay que considerar que la exposición sea moderada, ya que su exceso puede ser perjudicial.

Estos efectos perjudiciales pueden producirse de manera inmediata o a largo plazo. Entre los efectos inmediatos, quemaduras solares, disminución de defensas o alteraciones pigmentarias. Entre los efectos a largo plazo, fotoenvejecimiento y en el peor de los casos, cáncer de piel, aunque aquí estaríamos hablando de una sobreexposición continuada

La forma de evitar estos efectos indeseables en nuestra piel es tomar el sol con moderación y siempre con una buena y adecuada protección solar. El fotoprotector ideal es aquel que nos protege de todas las radiaciones existentes (UVB, UVA, IR y visible), y al mismo tiempo repara nuestra piel de sus efectos nocivos. Las cremas de protección solar deben aplicarse en cantidad suficiente y tantas veces como sea necesario a lo largo de la exposición solar para garantizar su efectividad.

La prevención con protectores solares se puede reforzar con la aplicación de productos antioxidantes sobre la piel. Las sustancias antioxidantes evitan el envejecimiento prematuro de la piel, ya que neutralizan los radicales libres producidos por la acción solar. Hay que recordar que el 80% del envejecimiento de la piel es causado por la radiación solar y que la piel “tiene memoria”: la acumulación de horas al sol puede tener efectos a largo plazo.

Por ello, es necesaria una protección frente al sol diario, y una opción novedosa para ello es la crema de Cantabria Labs Endocare Cellage Firming Day Cream SPF 30, que nos protege en el día a día de las radiaciones UVA-UVB, además de tener una triple acción sobre nuestra piel: reafirmante, regeneradora y redensificante.

Así que, ya sabéis, por vuestra salud, ¡tomad el sol siempre con protección!