Hoy Inmaculada Vicente María, farmacéutica Farmacia Lisboa y experta en Dermo-Cosmética Avanzada para el cuidado de la piel nos cuenta su experiencia con Endocare Cellage Firming  y nos asesora. ¡No te lo pierdas!

 

Cuando pensamos en tratamientos antiaging, generalmente, los relacionamos con “arrugas”, pero hay un factor a tratar que es muchísimo más determinante a la hora de mantener un rostro joven: la flacidez o descolgamiento.

¿Qué es la flacidez en el rostro?

La flacidez es la pérdida de firmeza que transforma toda la expresión del rostro. Esa es la verdadera huella del tiempo.

Alrededor de los 40 años es normal que aparezcan los primeros síntomas de la flacidez en el rostro, en algunas personas pueden aparecer antes.

El tratamiento de la flacidez supone un reto mayor que el tratamiento de las arrugas, ya que debemos actuar a nivel de la dermis, y esta capa es la más profunda, lo que complica la penetración de los diferentes activos.
Los efectos de la flacidez de la piel en la cara se hacen notar de diferentes maneras. Las principales serían:

  • Surco nasogeniano más marcado.
  • Acentuación de ojeras.
  • Acentuación de bolsas.
  • Aparición o crecimiento de doble mentón o papada.
  • Óvalo facial desdibujado.

¿Cuáles son las causas de la flacidez facial?

La flacidez facial es la pérdida de firmeza y elasticidad de la piel del rostro, provocada por la disminución o la debilidad de los tejidos que la sostienen, principalmente colágeno, elastina, ácido hialurónico y fibras musculares, elementos esenciales para que la dermis se mantenga lisa, firme y luminosa.

El colágeno y la elastina son unas proteínas naturales que sostienen la estructura de la piel, como si fueran un engranaje arquitectónico. Las producen unas células llamadas fibroblastos. Por ello es aquí, donde un cosmético reafirmante debe de actuar.

Contouring, arma contra la flacidez

El contouring o la necesidad de esculpir el rostro, centra sus esfuerzos en evitar que el óvalo facial se desdibuje, recuperar volúmenes y mantener estructuras, intentando conservar por más tiempo un rostro de aspecto juvenil.

Con esta finalidad nace Endocare Cellage Firming, los nuevos cosméticos de Endocare, un tratamiento totalmente novedoso que redescubre el concepto de firmeza y elasticidad, actuando precisamente a nivel de colágeno, elastina y fibroblastos.

Cómo actúa Endocare Cellage Firming en tu rostro

Endocare Cellage Firming actúa sobre tu rostro con una triple acción reafirmante gracias a un exclusivo complejo: Péptidos reafirmantes, Agentes redensificantes, SCA Pro Growth Factor.

Este complejo actúa activando las dos proteínas que intervienen en la formación de colágeno, Klotho y Foxo. Así mismo Actifcol se encarga de que ese colágeno sea de calidad, condición indispensable para apreciar beneficios en la piel, reduciendo así la senescencia del mismo y alargando su juventud.

Del mismo modo para conseguir proteínas estructurales de calidad, es necesario intervenir en todas y cada una de las etapas de su síntesis.

Conseguimos un efecto global antiedad con el exclusico sistema SCA Pro Growth Factor Technology. Un SCA® de liberación prolongada en nuestra piel con acción sobre el fibroblasto, estimulando la migración y proliferación de los mismos y corrigiendo su morfología.

Endocare Cellage Firming trata con eficacia arrugas y firmeza en tres dimensiones, convirtiéndose en auténticos tratamientos estéticos no invasivos.

Contamos con dos presentaciones de Endocare Cellage Firming.

  • Crema, que añade al exclusivo complejo reafirmante péptido protéico una combinación de hidratantes y emolientes consiguiendo una textura muy rica, nutriendo la piel en profundidad, convirtiéndolo en un cosmético reafirmante ideal para pieles normales a secas, incrementa firmeza y elasticidad de la piel. Rápida absorción.
  • Crema que añade a su exclusivo complejo reafirmante péptido protéico, una combinación de hidratantes y un FPS 30 UVB-UVA,, convirtiéndolo en un cosmético ideal para incrementar firmeza y elasticidad de la piel durante el día.

Hábitos que eliminar para mantener una piel firme

Es evidente que el paso del tiempo es inexorable, y aunque podemos paliar sus efectos detenerlo es un imposible. Hay factores inevitables, como la genética o la acción de la menopausia, pero también hay una serie de hábitos de vida sobre los que sí tenemos efecto, hábitos a erradicar si queremos contribuir en la lucha contra la flacidez de la piel. Algunos de estos hábitos serían:

  • Exceso de exposición solar. Uno de los principales factores de envejecimiento de la piel es la exposición al sol. Podemos minimizarlo no dando grandes caminatas en las horas centrales del día y usando siempre protección solar.
  • Sedentarismo. Una vida sedentaria disminuye el tono muscular, lo hace más flácido, lo que hará que nuestra piel lo parezca también.
  • Cambios bruscos de peso. Subir y bajar de peso de manera brusca impacta en nuestra piel, que pasará de estirarse mucho si tenemos sobrepeso a quedar colgante si perdemos luego ese peso.
  • Tabaquismo. El tabaco tiene un sinfín de efectos nocivos para el organismo y uno de ellos es el de colaborar con el envejecimiento de la piel.
  • Exceso de deporte al aire libre. Si antes hablábamos de que el sedentarismo es malo para la piel, un exceso de deporte al aire libre puede colaborar también en la oxidación y el envejecimiento de la misma. En el término medio está la virtud.

Eliminar estos hábitos nocivos y comenzar a utilizar las cremas reafirmantes de manera preventiva, cuando empecemos a notar los primeros signos del descolgamiento facial, pueden marcar la diferencia.

Ahora tenemos Endocare Cellage Firming, ¿no te mueres de ganas de probarlo?